FANDOM


Achitométl, en la mitología nahua es el rey legendario de Colhuacán,[1] Que por mandato de la encarnación del dios de la guerra Huitzilopochtli, Mexi, fueron unos emisarios a dialogar con él cuando los mexicas llegaron al Valle de México, procedentes de la mítica ciudad de Aztlán o en otras versiones de las siete cuevas, Chicomóztoc (sitio supuestamente localizado en Nayarit o Sinaloa aunque algunos historiadores creen que es un lugar mítico), en el año 1111 D.C, guiados por su dios Huitzilopochtli y su encarnación Mexi. Muchos fueron los problemas que se encontraron en su largo peregrinar hasta encontrar un águila devorando a una víbora encima de un nopal. Antes de establecerse en el Valle de México, los aztecas en su éxodo habían pasado por la tierra sagrada que ellos llamaron Teotihuacán (lugar de los dioses o donde los hombres se hacen dioses), al ver esta ciudad se encontraba en ruinas (abandonada a mediados del siglo VII D.C.), se asombraron ante la vista de aquella esplendorosa e imponente metrópoli, lo cual les dio un sentido y visión de lo que pretendían lograr con su ciudad (su primer contacto con la cultura tolteca).

En 1323 los mexicas le pidieron al rey colhuacano, una hija para casarla con uno de sus guerreros, esto con la promesa de que su hija se convertiría en una diosa, pero durante el casamiento los sacerdotes la sacrificaron por órdenes del dios Huitzilopochtli, lo cual desata la ira en Colhuacán y los mexicas tuvieron que salir huyendo hacia aguas desconocidas y pantanos inhóspitos, lugar donde habitaron y mientras exploraban vieron la tierra prometida por su dios Huitzilopochtli.

Referencias Editar

  1. Fray Bernandino de Sahagún; Historia General de las Cosas de Nueva España; Purrúa, México 1999
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.