Era una humana bellísima, esposa del rey de Tirinto, Anfitrión.

Zeus y Alcmena

En cierta ocasión, Zeus divisó a la hermosa Alcmena, quien estaba casada pero su esposo se hallaba prácticamente todo el tiempo en guerra, razón por la cual se ausentaba de su hogar. Zeus aprovechó las circunstancias y adoptó la forma del rey Anfitrión, la primera vez duraron juntos 72hs tiempo el cual Zeus lo transformo en un día completo para aprovecharse de la mujer, le hizo creer que era su marido que había regresado de la guerra. Así pudo disfrutar del amor de la doncella varias veces. Sin embargo, cuando el verdadero rey regresó, Alcmena se dio cuenta de que estaba embarazada y no de su marido, sino que había sido engañada por el propio Zeus. Sincera, le contó al rey todo lo que sucedió, éste en un principio no le creyó y pensó castigarla, pero el propio Zeus intervino y le hizo entender a Anfitrión que debía sentirse honrado porque su mujer iba a tener descendencia olímpica. Alcmena dio a luz al que se convertiría en el héroe más grande del mundo hélenico: Heracles.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.