FANDOM


Asura Dvarapala Borobudur

La figura de un guardián asura gigante dvarapala sosteniendo una maza junto a dos apsaras. El bajorrelieve de la pared exterior inferior de Borobudur que separa los reinos Kamadhatu y Rupadhatu. Siglo VIII central java, indonesia.

Asura ( sánscrito / pali : असुर, असुरो) hace referencia al mas bajo de los peldaños de rango de dioses o semidioses de la cosmologia budista, siendo un semidios o titán[1] del Kāmadhātu.[2] Se les describe con tres cabezas con tres caras cada una y de cuatro a seis brazos.[3]

Orígenes y etimología Editar

Los asuras budistas se derivan ampliamente, en carácter general, de los asuras malvados del hinduismo, pero estos han adquirido algunos mitos distintivos que solo se pueden encontrar en los textos budistas.

En su contexto budista, la palabra se puede traducir como los jötnar de la mitología escandinava, que van desde semi-divinidades hasta monstruos y suelen tener guerras contra los dioses, aunque en ocasiones se casan con ellos. También se puede traducir como gigantes, semidioses  o como los titanes de la mitología de la Antigua Grecia. En este mismo contexto budista, puede considerarse un "antidios".[4]

Comportamiento Editar

Mientras que todos los dioses del Kāmadhātu están sujetos a pasiones hasta cierto punto, los asuras sobre todo son adictos a estas pasiones, especialmente la ira, el orgullo, la envidia, la falta de sinceridad, la falsedad, la jactancia y la belicosidad.

Debido a sus pasiones, el renacimiento como asura se considera uno de los cuatro nacimientos infelices(junto con el renacimiento en animal, en el reino de los Pretas o en el reino Naraka). El estado de un asura refleja el estado mental de un humano obsesionado con  el ego, la fuerza y la violencia, siempre buscando una excusa para entrar en guerras y conflictos, enfadados con todo el mundo e incapaces de mantener la calma o solventar problemas pacíficamente.

En términos de poder, los asuras se encuentran por encima de los humanos pero por debajo de la mayoría de otras deidades. Viven en la región al pie del monte Sumeru y al menos parcialmente en el mar que le rodea.

Con respecto a los asuras, the Great Calm-Observation de Zhiyi dice: “Siempre deseando ser superiores a los demás, sin tener paciencia con los inferiores y menospreciando a los extraños; "como un halcón, volando por encima y mirando a los demás, y sin embargo mostrando exteriormente la justicia, el culto, la sabiduría y la fe - esto es elevar el orden más bajo del bien y caminar por el camino de los Asuras".

En la cosmografía popular del Bhavachakra, los asuras se ven como la sexta etapa de la existencia y algunas veces agrupada con la de los devas. Originariamente, la versión fue la de las cinco etapas, convertidas en seis en el Tíbet por la autoridad de Je Tsongkhapa.

090329 Ashura1

imagen de un Asura creada en el año 733, en Kōfuku-ji, Nara, Japón.

Este reino se fundamental en la paranoia, en la sensación de que todos son nuestros enemigos y que por ese motivo conviene estar en guardia. Es un mundo militarizado, basado en la mentalidad del guerrero. Los asuras siempre creen ver la parte oculta de todo, y si esta no existe, si todo está claro, la inventan. Es un mundo de comparaciones y de sospechas. 

Los líderes de los asuras son los Asurendra (en sánscrito indra significa ‘rey’), que en idioma pāli se transformaron en Asurinda). Existen diferentes tipos de Asurendra ya que los asuras se dividieron en diferentes tribus o facciones, entre las que encontramos los asuras dānaveghasa que empuñan arcos y los asuras kālaka añyakas. Los principales lideres son Rajú (también llamado Verocha o Veróchana), Vemacitrin (Pāli: Vepacitti) y Pajārāda.

Mito Editar

Los Asuras vivían anteriormente en el mundo Trāyastriṃśa en la cima de Sumeru con los otros dioses de ese mundo. Cuando Śakra se convirtió en el gobernante de ese mundo, los asuras celebraron bebiendo mucho vino de Gandapāna, un licor tan fuerte que Śakra prohibió a los otros dioses beberlo. Debilitados por su embriaguez, los asuras no pudieron resistirse cuando Śakra hizo que todos ellos fueran arrojados sobre el borde de Trāyastriṃśa a lo que se convertiría en el mundo de Asura en la base de Sumeru. Allí crece un árbol llamado Cittapātali; cuando los asuras lo vieron florecer, vieron que era diferente del árbol Pāricchattaka (sánscrito: Pāriyātra) que había crecido en su antiguo hogar, y sabían que eran desposeídos.

Ahora meditaban en la guerra. En armaduras y armas, subieron por las empinadas laderas de Sumeru "como hormigas". Śakra se dispuso a reunirse con ellos, pero se vio obligado a retirarse debido a sus números. Al pasar por el bosque donde viven los garúes en su carro volador, Śakra vio que su pasaje estaba destruyendo los nidos de los garuḍas y le ordenó a su cochero Mātali que regresara. Cuando los asuras perseguidores vieron que Śakra giraba, se sintieron seguros de que debía regresar con un ejército aún más grande, y huyeron, cediendo todo el terreno que habían ganado.

A pesar de sus muchas guerras, eventualmente hubo una concordancia parcial entre los dioses Trāyastriṃśa y los asuras. Esto sucedió porque Śakra se enamoró de Sujā, hija del jefe de Asura, Vemacitrin. Vemacitrin le había dado a Sujā el derecho de elegir a su propio esposo en una asamblea de los Asuras, y ella eligió a Śakra, quien había asistido disfrazada de Asura envejecida. Vemacitrin se convirtió así en el suegro de Śakra.

ReferenciasEditar

  1. Robert Beer The Handbook of Tibetan Buddhist Symbols Serindia Publications 2003 ISBN: 978-1-932-47603-3 page 246
  2. (2013) The Princeton Dictionary of Buddhism, p. 411. ISBN 1400848059.
  3. Sampa Biswas (2010). Indian Influence on the Art of Japan, p. 72. ISBN 8172112696.
  4. Robert Beer The Handbook of Tibetan Buddhist Symbols Serindia Publications 2003 ISBN: 978-1-932-47603-3 page 246
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.