Wiki Mitología
Advertisement

Fácsimil del museo de Meermanno donde aparece el ave canela.

El ave canela, también conocido como Cinnamologus, Cinomolgus o Cynnamolgus, es una criatura mítica descrita en varios bestiarios como un ave gigante que recogía canela para construir sus nidos.

Según Herodoto

Según Herodoto en Historia, el ave canela vivía en Arabia,, siendo el único país conocido que producía canela en la época. Las grandes aves canela recogían palos de canela de una tierra desconocida donde crecían árboles de canela, usándolos para construir sus nidos situados en escarpados acantilados. Los árabes empleaban un truco para obtener la canela. Cortaban a pedazos a bueyes y otras bestias, lo situaban cerca del nido del ave y se alejaban; las aves eran tentadas a llevar los trozos de carne de vuelta a sus nidos, donde el peso de los cadáveres los desprendía de los acantilados, dejando a los árabes recoger la canela caída.

Según Aristóteles

Ave canela en el Bestiario de Anne Walsh

En Historia de los animales de Aristóteles, una de sus obras de historia natural, explica que el ave canela trajo la canela de lugares desconocidos para construir sus nidos en finas ramas sobre altos árboles. Los habitantes de la región del ave ataban contrapesos de plomo a sus flechas para derribar el nido, recogiendo los palos de canela de su interior. Aristóteles se refería al ave como kinnamômon orneon. Esta versión fue apoyada por Isidoro de Sevilla en sus Etimologías y por Bartholomaeus Anglicus en su De proprietatibus rerum. Este último coincide con Plinio en el uso de la historia para aumentar el precio de la mercancía y añade que solo puede ser recogido tras el amanecer y antes de la puesta de Sol.

Según Plinio el viejo

Plinio el viejo adoptó una visión más excéptica del ave canela, llamada erróneamente cinnamolgus. Desacreditó a Herodoto en su Historia Natural asegurando que los nativos se inventaban historias para aumentar el precio de sus mercancías.

Otras apariciones en la literatura clásica

  • De Natura Animalium (Sobre los animales) de Claudio Aeliano.
  • Collectanea rerum memorabilium («Colección de hechos memorables») de Solino.
  • Physiologus, una colección de leyendas animales moralizantes expandidas durante unos mil años.
  • Un bestiario en prosa latino del siglo XII con la versión aristotélica del ave canela.
  • Cómo visitamos la tierra de Satino de Gargantúa y Pantagruel de François Rabelais, referido como cinnamologi.

Fuentes externas

Advertisement