FANDOM


En la mitología inca, Wakon, Kon, Con o Cun era el dios del trueno de las montañas, aunque generalmente tenía poco interés por los humanos. Se movía rápido, pero no tenía músculos, huesos o miembros. Se creía que la sequía provenía de una pelea de Wakon con su hermano Pachacámac, quien lo derrotó y envió al norte, llevándose con él la lluvia.[1]

MitosEditar

Esta deidad dio forma al mundo de valles costeros estériles, creando la primera generación de humanos y dando vida a los animales y plantas, hasta que fue desplazado por la deidad Pachacámac. El cronista Agustín de Zárate lo describe viniendo del norte:[2]

Cita inicioDicen que vino del norte un hombre sin huesos ni articulaciones, que acortaba o alargaba los caminos que transitaba según sus deseos, y elevaba o allanaba las montañas a su gusto; que este hombre creó a los indios de la época, y que desde que los habitantes de la llanura lo ofendieron ha hecho al país arenoso, hasta este día. Decretó que la lluvia nunca caería allí, pero envió ríos que fluyen allí, para que al menos tengan agua que beber y refrescarles. Este hombre fue llamado Con, y era el hijo del Sol y la Luna. Lo consideraban un dios y lo veneraban; y dicen que a la gente que creó les dio hierbas y fruta salvaje para su nutrición.[2]Cita final

~ Agustín de Zárate


Kon luego camino por la costa antes de desaparecer en el mar y ascender al cielo. Luego, desde el sur apareció Pachacámac, una deidad más poderosa. Las creaciones humanas se quedaron sin líder y protector, siendo convertidas por Pachacámac en varios animales como el puma, el zorro, el mono y el loro.[2]

Nevado Rajuntay

Nevado Rajuntay en la cordillera La Viuda.

Una tradición más reciente, registrada a comienzos del siglo XX, describe a la deidad Wakon. En el ciclo mítico, Pachacámac es representado como un dios celeste que, con Pachamama, la tierra, produjo gemelos. Pachacámac murió y desapareció en el océano, dejando a su esposa y gemelos para rechazar a Wakon, un ser malévolo. Los hijos se encontraron con Wakon, que apareció semidesnudo, viviendo en una cueva homónima. La deidad pidió a los gemelos que recogieran algo de agua y, en su ausencia, sedujo a su madre, Pachamama, devorando parte de su cuerpo y colocando el resto en una olla. Los hijos volvieron, descubrieron el destino de su madre y huyeron. Wakon buscó a los gemelos y preguntó a varios animales y aves dónde se ocultaban. La araña aconsejó a Wakon escalar la montaña e imitar la voz de Pachamama para que apareciesen los gemelos. Sin embargo, la araña hizo un abismo en el que cayó y murió Wakon. Su muerte provocó un violento terremoto. Luego, Pachacámac volvió y se disculpó por sus desgracias, convirtiendo al chico en el Sol y a la chica en la Luna. Pachamama permaneció en forma de un impresionante pico nevado conocido actualmente como La Viuda.[2]

HistoriaEditar

Rostworowski sugiere que el conflicto entre Con y Pachacámac representa la conciencia histórica de una rivalidad real entre los grupos costeros y los habitantes de los valles entre montañas. Más que llegar del norte, que podría haber representado una deidad moche o chimú, Con pudo haber representado al dios de las antiguas culturas del sur, Paracas y Nazca, que florecieron en el periodo intermedio antiguo a través del Horizonte Medio. Con, que no tenía huesos ni articulaciones, es comparable con las imágenes Paracas y Nazca de seres antropomórficos voladores que sostienen cabezas de trofeo o plantas en sus manos. El reemplazo de Con con Pachacámac representa el ocaso de los cultos del sur, aunque su influencia continuó hasta el Horizonte Medio con asistentes alados asociados con la deidad bastón.[2]

Relación con ViracochaEditar

El nombre Con aparece en otra deidad creadora costera peruana, Cuniraya Viracocha de la tradición Huarochirí. Como Con, Cuniraya apareció como un vagabundo que dio forma al paisaje antes de desaparecer en el océano Pacífico. Cuniraya también es comparable con Wakon, ya que ambos se encuentran con muchos animales y aves diferentes mientras buscan a los hijos de Pachacámac. La raíz de la palabra con está asociada con el agente energizante y creativo del calor. Este rasgo también se refleja en las acciones de la deidad, que transformaba valles costeros en los actuales paisajes áridos. En esta función, Con puede considerarse dios del fuego. La palabra con también puede encontrarse en el título completo de la deidad Con Tici Viracocha Pachayachachic, que solía ser abreviado como Viracocha para los cronistas. Los cronistas incluyeron el nombre Con especialmente cuando describían los actos creativos de Viracocha. Por lo tanto, Con se asocia con los actos antiguos de la creación. Además, la idea de Con como una figura amorfa es comparable con Viracocha, que representaba la luz, el agua y el movimiento cíclico o fluido de estos agentes. Por ello, el mapa cósmico del cronista indio Pachacuti Yamqui mostraba a Viracocha como una forma oval y clara, es decir, amorfa.[2]

ReferenciasEditar

  1. Bingham, Ann (2010). «C», South and Meso-American Mythology A to Z, 2ª edición, pp. 34. ISBN 978-1-60413-414-8.
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 Steele, Paul R. (2004). ABC-CLIO (ed.). Handbook of Inca Mythology, pp. 140-141. ISBN 1-85109-621-3.


Panteón inca
Dioses de Hanan Pacha: Wiracocha  •  Kon/Wakon  •  Vichama  •  Pachacámac  •  Inti  •  Mama Quilla  •  Amaru  •  Illapa  •  Chasca  •  Catequil  •  Piguerao
Dioses del Kay Pacha: Pacha Mama  •  Mama Sara  •  Pariacaca  •  Huallallo Carhuancho  •  Urcuchillay  •  Huari
Dioses del Uku Pacha: Supay  •  Mama Cocha  •  Pachacamac
Lugares
Lugares: Hanan Pacha  •  Kay Pacha  •  Uku Pacha
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.