FANDOM


Serpent head at the base of El Castillo

Kukulkán en la base de la cara oeste de la escalera norte de El Castillo, Chichen Itzá.

Kukulcán o Kukulkán ("Serpiente emplumada") es el nombre de la deidad serpiente maya que también sirve para designar personas históricas. La representación de la serpiente emplumada está presente en otras culturas de Mesoamérica. Kulukcán está intimamente relacionada a la deidad Gucumatz del pueblo quiche y Quetzalcóatl de la mitología azteca.[1] Poco se sabe de la mitología de esta deidad precolombina.[2]
ChichenItzaEquinox

Kukulkán en Chichen Itzá durante el equinoccio. El famoso descenso de la serpiente. Marzo del 2009.

Aunque fuertemente mexicanizada, Kukulcán tiene sus orígenes entre los mayas del periodo clásico, cuando era conocido como Waxaklahun Ubah Kan, la serpiente guerrera, y ha sido identificada como la versión posclásica de la serpiente de visión del arte maya clásico.[3]

El culto de Kukulcán/Quetzalcóatl fue la primera religión mesoamericana en transcender las antiguas divisiones étnicas y lingüísticas del antiguo periodo clásico.[4] El culto facilitó la comunicación y el comercio pacífico entre las gentes de muchos trasfondos sociales y étnicos diferentes.[4] Aunque el culto se centraba originalmente en la antigua ciudad de Chichen Itzá en el actual estado mexicano de Yucatán, se extendió hasta las cumbres guatemaltecas.[5]

En Yucatán, las menciones a la deidad Kukulcán se confunden con menciones a un individuo con el nombre del dios. Por esto, la distinción entre ambos es difusa.[6] Este individuo parece haber sido un gobernante o sacerdote de Chichen Itzá que apareció por primera vez en el siglo X.[7] Aunque Kukulcán fue mencionado como una persona histórica por escritores mayas del siglo XVI, los textos anteriores del siglo IX en Chichen Itzá nunca lo identificaron como humano, y las representaciones artísticas lo muestran como una serpiente de visión enroscada en torno a las figuras de nobles.[8] En Chichen Itzá, Kukulcán también se presenta presidiendo las escenas de sacrificio.[9]

En los lugares arqueológicos del norte de la península de Yucatán se encuentran templos considerables a Kukulcán, como Chichen Itzá, Uxmal y Mayapán.[7]

EtimologíaEditar

En el lenguaje maya yucateco, el nombre se escribe K'uk'ulkan y en tzotzil es K'uk'ul-chon.[10] La forma yucateca del nombre se forma con la palabra kuk "pluma" con el sufijo adjetival -ul, dando kukul "emplumada",[11] combinado con kan "serpiente" (tzotzil: chon),[12] dando un significado literal de "serpiente emplumada".

Kukulkán y el ItzáEditar

YaxchilanDivineSerpent

La clásica serpiente de la visión maya, como se representa en Yaxchilán.

Kukulkán era una deidad íntimamente asociada con el estado Itzá en el norte de la península de Yucatán, donde el culto formó el núcleo de la religión estatal.[4] Aunque el culto de Kukulkán tiene sus orígenes en tradiciones mayas anteriores, el culto Itzá de Kukulkán fue fuertemente influenciado por el culto de Quetzalcóatl de México central.[4] Esta influencia llegó probablemente a través de comerciantes mayas putún del golfo de México.[4] Estos comerciantes chontal probablemente promocionaron activamente el culto de la serpiente emplumada por Mesoamérica.[4] Kukulkán lideraba un panteón de deidades de origen maya y no maya, usado para promocionar los intereses políticos y comerciales de Itzá. También facilitó el paso de los comerciantes Itzá a México central y otras regiones no mayas, promoviendo la economía Itzá.[4]

En Chichen Itzá, Kukulkán dejó de ser la serpiente de visión que servía como mensajero entre el rey y los dioses y llegó a simbolizar en su lugar la divinidad del estado.[13]

Mixco Viejo ballcourt marker

Trinquete del lugar posclásico de Mixco VIejo en Guatemala. Esta escultura representa a Kukulkán, con las fauces abiertas, con la cabeza de un guerrero humano emergiendo de su buche.

El Castillo, Chichen Itzá servía como templo a Kukulkán., Durante los equinoccios de primavera y otoño, la sombra proyectada por el ángulo del Sol en los bordes de los nueve escalones de la pirámide combinada con la escalera norte y la cabeza de piedra de la serpiente creaba la ilusión de una serpiente enorme descendiendo la pirámide.

Tras la caída de Chichen Itzá, la ciudad cercana posclásica de Mayapán se convirtió en el centro del revivido culto de Kukulkán, con templos decorados con columnas de serpientes emplumadas.[14] En la época de la colonización española, el sumo sacerdote de Kukulkán era la familia patriarca de la facción Xiu y era uno de los dos hombres más poderosos en la ciudad.[15]

El culto de Kukulkán se extendió hasta las tierras altas guatemaltecas, donde se encontraron esculturas posclásicas de la serpiente emplumada con las bocas abiertas de la que protruyen cabezas de guerreros humanos.[5]

Folclore modernoEditar

Todavía se cuentan historias de Kukulkán entre los mayas yucatecos modernos.[16] En una leyenda, Kukulkán es un chico que nació como una serpiente. Al crecer se hizo obvio que era la serpiente emplumada y su hermana lo cuidó en una cueva. Creció a tal tamaño que su hermana era incapaz de seguir alimentándolo, por lo que huyó de su cueva al mar, provocando un terremoto. Para hacer saber a su hermana que seguía vivo, Kukulkán provoca temblores anuales en julio.[7]

Una colección moderna de folclore de Yucatán cuenta cómo Kukulkán era una serpiente emplumada que voló al Sol e intentó hablarle, pero el Sol, orgulloso, le quemó su lengua. La misma fuente narra como Kukulkán siempre viaja delante del dios de la lluvia maya yucateco Chaac, ayudando a predecir sus lluvias ya que su cola mueve los vientos y barre la tierra.[17]

Entre los mayas lacandones de Chiapas, Kukulkán es una malvada serpiente monstruosa que es mascota del dios solar.[7]

ReferenciasEditar

  1. Read & Gonzalez 2000, pp. 180-2.
  2. Read & Gonzalez 2000, p. 201.
  3. Freidel et al 1993, pp. 289, 325, 441n26.
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 Sharer & Traxler 2006, pp 582-3.
  5. 5,0 5,1 Sharer & Traxler 2006, p. 619.
  6. Miller & Taube 1993, p. 142.
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 Read & González 2000, p. 201.
  8. Freidel et al 1993, p. 325.
  9. Freidel et al 1993, p. 478n60.
  10. Freidel et al 1993, p. 289.
  11. Yucatec-English Dictionary at FAMSI
  12. Yucatec-English Dictionary at FAMSI
  13. Schele & Freidel 1990, pp. 394-5.
  14. Sharer & Traxler 2006, p. 598.
  15. Schele & Freidel 1990, pp. 361-2.
  16. Read & González 2000, p. 202.
  17. Gómez 1995, p. 57.

BibliografíaEditar

  • Freidel, David A. (1993). Maya Cosmos: Three Thousand Years on the Shaman's Path, New York: William Morrow and Company. OCLC 27430287. ISBN 0-688-10081-3.
  • Gómez, Ermilo Abreu (1995). Leyendas y consejas del antiguo Yucatán (en es), Mexico City: Tezontle. OCLC 38991657. ISBN 968-16-4889-7.
  • Schele, Linda (1990). A Forest of Kings: The Untold Story of the Ancient Maya, New York: William Morrow and Company. OCLC 24501607. ISBN 0-688-11204-8.
  • Sharer, Robert J. (2006). The Ancient Maya, 6th (fully revised) edición, Stanford, CA: Stanford University Press. OCLC 57577446. ISBN 0-8047-4817-9.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.