FANDOM


Un ogro (femenino: ogresa) es un monstruo legendario mostrado normalmente como un gran y feo ser humanoide que come seres humanos, especialmente niños. Los ogros suelen aparecer en la mitología, folclore y ficción de todo el mundo. Aparece en muchas obras clásicas de la literatura, siendo generalmente asociados con los cuentos de hadas y las leyendas para niños.

En la mitología, los ogros se muestran de un tamaño inhumanamente grandes y altos, con una cabeza desproporcionadamente grande, pelo abundante, piel de color inusual, un apetito voraz y un cuerpo fuerte. Los ogros están íntimamente ligados con los gigantes y antropófagos en la mitología. En el folclore y la ficción, los gigantes suelen tener rasgos de ogro (como los gigantes en Jack y las habichuelas mágicas y Jack el matagigantes, el gigante Peregrino en El progreso del peregrino y los jötnar de la mitología nórdica); mientras que los ogros pueden recibir rasgos de gigantes.

Ejemplos famosos de ogros en el folclore incluyen el ogro en  "El gato con botas" y el ogro en  "Pulgarcito". Otros personajes a veces descritos como ogros incluyen el carácter de título de Barbazul en la obra del mismo nombre, la Bestia de La bella y la bestia, Grendel de Beowulf, Humbaba desde el Poema de Gilgamesh, el cíclope Polifemo de la Odisea de Homero, los cíclopes de las leyendas de Simbad el marino y el oni del folclore japonés.

EtimologíaEditar

Lechatbotte4

El gato con botas ante el ogro. Uno de los platos en la mesa sirve bebés humanos (ilustrado por Gustave Doré).

La palabra ogro es de origen francés, derivado del dios etrusco Orcus, que se alimentaba de carne humana. El primer testimonio está en el romance en verso del siglo XII Perceval o el cuento del Grial de Chrétien de Troyes, que contiene las líneas:

Francés Español
Et s'est escrit que il ert ancore

que toz li reaumes de Logres,
qui jadis fu la terre as ogres,
ert destruite par cele lance.

"Y se ha escrito que volverá de nuevo,

a todos los reinos de Logres,
conocidos como la tierra de ogros,
y destruirlos con la lanza.

Los ogros de esta rima se refieren a aquellos que, en la obra pseudohistórica Historia Regum Britanniae de Godofredo de Monmouth, eran los habitantes de Gran Bretaña antes de la colonización humana. El autor italiano Giambattista Basile (1575-1632) usó la palabra napolitana relacionada uerco, o en italiano estándar, orco en alguna de sus leyendas. Esta palabra está documentada en obras italianas anteriores (Fazio degli Uberti, siglo XIV; Luigi Pulci, siglo XV; Ludovico Ariosto, siglos XV-XVI) e incluso cognados más antiguos con el latín orcus que, a través del inglés antiguo orcnēas encontrado en las líneas 112-113 de Beowulf, inspiraron los orcos de J.R.R. Tolkien. Todas estas palabras pueden derivar de un concepto mitológico indoeuropeo compartido (como especuló el propio Tolkien, como cita Tom Shippey, El camino a la Tierra Media). El Diccionario de la Academia de Francia afirma alternativamente que el nombre deriva de la palabra Hongrois, que significa húngaro, ya que las culturas occidentales se referían a los húngaros como un tipo de monstruosidad.

La palabra se popularizó con las obras de Charles Perrault (1628-1703) o Marie-Catherine Jumelle de Berneville, Baronesa d'Aulnoy (1650-1705), ambos autores franceses. La primera aparición de la palabra ogro en las obras de Perrault ocurrió en Cuentos de Mamá Ganso (1696). Luego apareció en otros cuentos de hadas, muchos basados en las leyendas napolitanas de Basile. El primer ejemplo de ogresa referida como tal se encuentra en su versión de La bella durmiente. La baronesa d'Aulnoy empleó la palabra ogro por primera vez en su historia La abeja y el naranjo (1698) y fue la primera en usar la palabra ogree para referirse a su descendencia.

Mitología y leyendas Editar

De acuerdo con la mitología y leyendas de las gentes del norte de Europa, un ogro es el miembro de una raza de humanoides grandes, fieros y crueles que comen carne humana (niños especialmente). En algunos cuentos son también tímidos y cobardes, con escasa inteligencia, lo que hacía fácil el derrotarlos. en ocasiones podían cambiar de forma a voluntad. a veces se decía que habitaban castillos o palacios pero usualmente viven en bosques o pantanos o lugares oscuros y húmedos.

Referencias y ficción actual Editar

La literatura infantil está llena de ogros y princesas secuestradas, que son rescatadas por valientes caballeros o tal vez campesinos. Los ogros son populares en la fantasía, como en Las Crónicas de Narnia de C.S. Lewis así como en diversos juegos de fantasía.

  • Shrek es quizá el ogro mas conocido. en las películas, shrek no es el típico ogro que come gente y que es el villano solamente es un ogro que quiere vivir en paz en su pantano.
  • En la serie de dibujos animados Digimon, se hacen múltiples referencias a bestias míticas, de ahí que Ogremon sea claramente un ogro que ataca a sus rivales con un bastón.
  • en las crónicas de Xanth de piers antony los ogros son bestias idiotas de gran fuerza que se comunican con rimas.
  • En las crónicas de Spiderwick, también aparecen ogros, siendo en su quinta entrega de la saga uno de ellos el principal antagonista.

en la saga Warcraft los ogros son grandes criaturas humanoides de una o mas cabezas y diabólicos y parientes de los orcos.

Curiosidades Editar

En los países escandinavos no emplean la palabra "ogro"; en esos lugares tienen a los trols para representar el rol de los ogros en sus cuentos de hadas. Los trols viven en montañas o castillos lejos en la foresta, donde amasan grandes tesoros. Los cuentos de hadas escandinavos representan a los trol como gigantes con facciones monstruosas.

En muchos cuentos de hadas japoneses inspirados en mitología y religión aparecen los oni, criaturas similares a los ogros. Momotarō, es un ejemplo incluyendo la aparición de onis de color amarillos, azules y rojos, con cuernos y armados con bastones de hierro.

Criaturas similares a los ogros pueden verse en las tradiciones tribales de los indios norteamericanos en la forma de gigantes devoradores de hombres. Estos están relacionados con las leyendas de Pie Grande.

En el clásico El gato con botas, un gato se burla de un ogro que cambia de forma. Otros cuentos de hadas que incluyen ogros son Pulgarcito o Las habichuelas mágicas, entre otros.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.