FANDOM


DSC00355 - Orfeo (epoca romana) - Foto G. Dall'Orto

Mosaico romano de Orfeo, un tema muy común. Viste un gorro frigio y está rodeado de animales encantados por su lira.

Orfeo (Griego: Ὀρφεύς) es un músico, poeta y profeta legendario en la antigua religión y mitología griegos. Las principales historias en torno a él se centran en su habilidad de encandilar a todos los seres vivos, e incluso a las piedras, con su música en un intento de recuperar a su esposa Eurídice del inframundo y su muerte a las manos de aquellos que no pudieron oír su música divina. Como un arquetipo del músico inspirado, Orfeo es uno de los personajes más significativos en la recepción de la mitología clásica en la cultura occidental, mostrado o aludido en incontables formas y cultura popular, incluido la poesía, el cine, la ópera, la música y la pintura.[1]

Para los griegos, Orfeo era un fundador y profeta de los llamados misterios "órficos". Se le acreditó la composición de los himnos órficos, una colección de la que solo se han conservado dos.[2] Los santuarios con las supuestas reliquias de Orfeo se consideraban oráculos. Algunos antiguas fuentes griegas señalan los orígenes tracios de Orfeo.[3]

EtimologíaEditar

Se han propuesto varias etimologías para el nombre Orfeo. Una sugerencia probable es que derivó de la hipotética raíz protoindoeuropea *h₃órbʰos "huérfano, sirviente, esclavo"[4] y finalmente la raíz verbal *h₃erbʰ- "cambiar alianza, rango, propiedad". Los cognados incluirían el griego ὄρφνη (órphnē) "oscuridad"[5] y seguramente el griego ὀρφανός (orphanós) "huérfano",[6] del que proviene la palabra huérfano por medio del latín.

Fulgencio, un mitógrafo de finales del siglo V y comienzos del VI d.C., dio la etimología improbable "mejor voz", Oraia-phonos.[7]

TrasfondoEditar

Orpheus Thracians Met 24.97.30

Orfeo (izquierda, con lira) entre los tracias, de una crátera de campana de figuras rojas (c. 440 a.C.).[8]

La mención literaria más antigua a Orfeo es un fragmento de dos palabras del poeta lírico del siglo VI a.C. Íbico: The earliest literary reference to Orpheus is a two-word fragment of the sixth-century BC lyric poet Ibycus: onomaklyton Orphēn ("Orfeo famoso-de-nombre"). No es mencionado en Homero ni Hesiodo.[9] La mayoría de las fuentes antiguas aceptan su existencia histórica; Aristóteles es una excepción.[10][11] Píndaro llama a Orfeo "el padre de las canciones"[12] y lo identifica como el hijo del rey tracio Eagro[13] y la musa Calíope.[14]

Los griegos de la edad clásica veneraban a Orfeo como el mayor de todos los poetas y músicos; se decía que mientras que Hermes había inventado la lira, Orfeo la había perfeccionado. Poetas como Simónides de Ceos decía que la música y el cantar de Orfeo podía encantar a las aves, peces, bestias salvajes, engatusar a los árboles y a las rocas a bailar,[15] y desviar el curso de los ríos. Orfeo era uno de los pocos héroes griegos[16] que visitaron el inframundo y volvieron; su música y canción tenían poder incluso sobre Hades.

Algunas fuentes acreditan a Orfeo con aún más dones para la humanidad: la medicina, que normalmente está bajo los auspicios de Esculapio o Apolo: la escritura,[17] que suele acreditarse a Cadmo: y la agricultura, donde Orfeo asume la función eleusina de Triptolemo como dador del conocimiento de Deméter a la humanidad. Orfeo era un adivino y vidente; practicaba artes mágicas y la astrología, fundó cultos a Apolo y Dionisio[18] y prescribió ritos mistéricos conservados en textos órficos. Píndaro y Apolonio de Rodas[19] situaron a Orfeo como el arpista y compañero de Jasón y los Argonautas. Orfeo tenía un hermano llamado Lino, que fue a Tebas y se volvió tebano.[20] Aristófanes y Horacio afirman que enseñó a los caníbales a subsistir a base de fruta e hizo obedientes a él a leones y tigres. Sin embargo, Horacio creía que Orfeo solo había introducido orden y civilización en los salvajes.[21]

Bertrand Russell señaló:[22]

Cita inicioLos órficos eran una secta asceta: el vino, para ellos, era un símbolo, como, luego, en el sacramento cristiano. La intoxicación que buscaban eran la del "entusiasmo" de la unión con el dios. Creían que, de esta manera, adquirían conocimiento místico no obtenible por medios ordinarios. Este elemento místico se introdujo en la filosofía griega con Pitágoras, que fue un reformador del orfismo como Orfeo fue un reformador de la religión de Dionisio. De Pitágoras, los elementos órficos entraron en la filosofía a través de Platón, de Platón a la mayor parte de la filosofía posterior que era en cierto grado religiosa.Cita final

~ '


Estrabón (64 a.C. - C. 24 d.C.) presenta a Orfeo como un mortal que vivió y murió en un pueblo cercano al Olimpo.[23] "Algunos, por supuesto, recibieron esto voluntariamente, mientras otros, dado que sospechaban una conspiración y violencia, actuaron contra él y lo mataron". Ganó dinero como músico y "mago" - Estrabón usa agurteúonta (αγυρτεύοντα),[24] también usado por Sófobles en Edipo Tirano para caracterizar a Tiresias como un embaucador con un deseo excesivo por las posesiones. Agúrtēs (αγύρτης) mayormente significa charlatán,[25] pero siempre con una connotación negativa. Pausanías escribe de un egipcio no nombrado que consideraba a Orfeo un mágeuse (μάγευσε), i. e., mago.[26]

MitologíaEditar

Vida tempranaEditar

Life of Orpheus Greek Mythology - (Español)

Lugares importantes de la vida y viajes de Orfeo.

Según Apolodoro[27] y un fragmento de Píndaro[28], el padre de Orfeo era Eagro, un rey de Tracia, o, según otra versión de la historia, el dios Apolo. Su madre era la musa Calíope o la hija de Píero,[29] hijo de Macedón. Su lugar de nacimiento y de residencia era Pimplea, cercano al Olimpo. Estrabón menciona que vivía en Pimplea.[30][31] Según el poema épico Argonáuticas, Pimplea fue el lugar de la boda de Eagro y Calíope.[32] Mientras vivía con su madre y sus ocho bellas hermanas en el monte Parnaso, conoció a Apolo que estaba cortejando a la musa Talía. Apolo, como dios de la música, dio a Orfeo una lira dorada y le enseñó a tocar.[33] La madre de Orfeo le enseñó a hacer versos para cantar. También se dice que estudió en Egipto.[34]

Se dice que Orfeo estableció un culto de Hécate en Egina.[35] En Laconia, se dice que Orfeo trajo el culto de Deméter Ctonia[36] y de la Kóres Sōteíras (Griego: Κόρες Σωτείρας, "damas salvadoras").[37] También se dice que en Taigeto los pelasgos mantenían una imagen de madera de Orfeo en el santuario de la Deméter eleusina.[38]

Según Diodoro Sículo, Museo de Atenas era el hijo de Orfeo.[39]

Viaje como argonautaEditar

Argonáuticas (Griego: Ἀργοναυτικά) es un poema épico griego escrito por Apolonio de Rodas en el siglo III a.C. Orfeo participó en la aventura y usó sus habilidades para ayudar a sus compañeros. Quirón le contó a Jasón que sin su ayuda, los argonautas nunca habrían sido capaces de pasar las sirenas - las mismas encontradas por Odiseo en el poema épico de Homero la Odisea. Las sirenas vivían en tres pequeñas islas rocosas llamadas Sirenum scopuli y cantaban bellas canciones que animaban a los marineros a acercarse, provocando que los barcos se chocaran con las islas. Cuando Orfeo oyó sus voces, sacó su lira y tocó una música que era más fuerte y bella, ahogando las canciones de las sirenas. Seg´´un el poeta elegiaco helenístico del siglo III a.C. Fanocles, Orfeo amaba al joven argonauta Calais, "el hijo de Boreas, con todo su corazón, y fue a menudo a arboledas sombrías aún cantando de su deseo, pero su corazón no se calmaba. Pero siempre, sus deseos insomnes desperdiciaban sus espíritus mientras miraba al fresco Calais".[40][41]

Muerte de EurídiceEditar

Orfeu-atenas

Orfeo con la lira y rodeado de bestias (Museo Bizantino & Cristiano, Atenas).

La historia más famosa de Orfeo es la de su esposa Eurídice (también conocida como Argiope). Mientras caminaba entre su gente, los cicones, en hierba alta en su boda, Eurídice fue atacada por un sátiro. En sus esfuerzos para escaparse del sátiro, Eurídice cayó en un nido de víboras y sufrió una mordedura letal en el tobillo. Su cuerpo fue descubierto por Orfeo que, sobrecogido por el dolor, tocó una canción tan triste y lastimera que todas las ninfas y dioses lloraron. Bajo su consejo, Orfeo viajó al inframundo. Su música ablandó los corazones de Hades y Perséfone, que aceptaron permitir volver a Eurídice a la tierra con una condición: él debía caminar frente a ella y no mirar atrás hasta que hubieran alcanzado la superficie. Partió con Eurídice siguiéndole y, ansioso, tan pronto como llegó a la superficie la miró, olvidando que ambos debían estar en la superficie, por lo que esta vez se desvaneció una segunda vez, esta ver para siempre.

La historia en esta forma pertenece a la época de Virgilio, que introduce el nombre de Aristeo (en la época de las Geórgicas de Virgilio, el mito tenía a Aristeo persiguiendo a Eurídice cuando fue mordida por una serpiente) y el trágico resultado.[42] Sin embargo, otros escritores antiguos hablan de la visita de Orfeo al inframundo de manera más negativa; según Fedro en El banquete de Platón,[43] los dioses solo "presentaron una aparición" de Eurídice ante él. De hecho, la representación de Platón de Orfeo es de un cobarde, ya que en vez de morir para estar con su amada, se mofó de los dioses intentando ir a Hades para recuperarla viva. Dado que su amor no era "verdadero" - no quería morir por amor - realmente fue castigado por los dioses, primero dándole solo una aparición de su antigua esposa en el inframundo y luego siendo asesinado por mujeres. Sin embargo, en el relato de Ovidio, la muerte de Eurídice por una mordedura de serpiente ocurre mientras bailaba con las náyades el día de su boda.

Virgilio escribió en su poema que las dríades lloraron desde Épiro y el río Hebro a la tierra de los getas (noreste del valle del Danubio) e incluso las describe vagando a Hiperbórea y Tanais (antigua ciudad griega en el delta del río Don).[44]

La historia de Eurídice pudo ser una incorporación tardía a los mitos de Orfeo. En partilar, el nombre Eurudike ("aquella cuya justicia se extiende ampliamente") recuerda a títulos de culto de Perséfone. Según las teorías del poeta Robert Graves, el mito pudo haber derivado de otra leyenda de Orfeo, en la que viaja al Tártaro y encanta a la diosa Hécate.[45]

El tema del mito de no mirar atrás, una precaución esencial en la invocación de Brimo Hécate bajo la supervisión de Medea,[46] se refleja en la historia bíblica de la esposa de Lot cuando escapa de Sodoma. Más directamente, la historia de Orfeo es similar a las antiguas leyendas griegas de Perséfone capturada por Hades e historias similares de Adonis cautivo en el inframundo. Sin embargo, del desarrollo del mito de Orfeo se entrelazó con los cultos mistéricos órficos y, luego en Roma, con el desarrollo del mitraísmo y el culto de Sol Invictus.

MuerteEditar

Head of Orpheus

Chica tracia llevando la cabeza de Orfeo sobre su lira (1865) por Gustave Moreau

Según el resumen de la obra perdida Las bacantes de Esquilo, Orfeo, hacia el final de su vida, desdeñó el culto de todos los dioses excepto el sol, a quien llamó Apolo. Una mañana temprano fue al oráculo de Dionisio en el monte Pangeo[47] para saludar a su dios al alba, pero fue despedazado por las ménades tracias por no honrar a su previo patrón (Dionisio) y enterrado en Piería.[18][48] Aquí su muerte es análoga con la de Penteo, que también fue descuartizado por las ménades; se ha especulado que el culto mistérico órfico consideraba a Orfeo un personaje paralelo o incluso una encarnación de Dionisio.[49] Ambos hicieron viajes similares a Hades, y Dionisio Zagreo sufrió una muerte idéntica.[50] Pausanías escribe que Orfeo fue enterrado en Dión y que allí conoció su muerte.[51] Escribe que el río Helicón se hundió en el suelo cuando las mujeres que mataron a Orfeo intentaron lavarse las manos manchadas de sangre en sus aguas.[52]

Kantharos63.9

La muerte de Orfeo, detalle de un cántaro plateado, 420-410 a.C., parte de la colección Vassil Bojkov, Sofia, Bulgaria

Ovidio narra de Orfeo:

Cita inicioAl año, concluido por los marinos Peces, el tercer
Titán le había dado fin, y rehuía Orfeo de toda
Venus femenina, ya sea porque mal le había parado a él,
o fuera porque su palabra había dado; de muchas, aun así, el ardor
se había apoderado de unirse al vate: muchas se dolían de su rechazo.
Él también, para los pueblos de los tracios, fue el autor de transferir
el amor hacia los tiernos varones, y más acá de la juventud
de su edad, la breve primavera cortar y sus primeras flores.[53]Cita final

~ Metamorfosis
Dürer - Mort d'Orphée (1494)

Muerte de Orfeo (1494) por Durero.

Sintiéndose despreciadas por Orfeo por tomar solo amantes masculinos, las mujeres ciconias, seguidoras de Dionisio,[54] primero le lanzaron palos y rocas mientras tocaba, pero su música era tan bella que incluso las rocas y ramas se negaban a tocarle. Enfurecidas, las mujeres lo despedazaron durante el frenesí de sus orgías báquicas.[55] En el dibujo de la muerte de Orfeo de Durero, basado en un original ahora perdido de Andrea Mantegna, un lazo en la copa del árbol sobre él dice Orfeus der erst puseran ("Orfeo, el primer pederasta").[56]

Su cabeza y su lira, aún cantando canciones lúgubres, floraron por el raudo Hebro a la costa mediterránea. Allí, los vientos y olas lo llevaron a la costa de Lesbos,[57] donde sus habitantes enterraron su cabeza y se construyó un santuario en su honor cerca de Antisa;[58] allí su oráculo profetizó, hasta que fue silenciado por Apolo.[59] Además de la gente de Lesbos, los griegos de Jonia y Etolia consultaron al oráculo, y su reputación se extendió hasta Babilonia.[60]

Las musas llevaron su lira a los cielos, situándola entre las estrellas. También reunieron los fragmentos de su cuerpo y lo enterraron en Libetra,[61] bajo el monte Olimpo, donde los ruiseñores cantan sobre su tumba. Después de que el río Sys inundara Libetra,[62] los macedonios se llevaron sus huesos a Dión.[47] La alma de Orfeo volvió al inframundo donde se reunió con su amada Eurídice.[63]

Poemas órficos y ritosEditar

Orpheus' oracle

Cueva del oráculo de Orfeo en Antisa, Lesbos.

Varios poemas religiosos griegos en hexámetros se a tribuyeron a Orfeo, al igual que a similares personajes milagrosos, como Bakis, Museo, Abaris, Epiménides y la Sibila. De esta vasta literatura, solo dos ejemplos se han conservado al completo: un conjunto de himnos compuestos en algún momento del segundo al tercer siglo y una Argonáuticas órficas compuesta entre los siglos cuarto y sexto. La literatura órfica anterior, que puede datar hasta el siglo sexto antes de nuestra era, se conserva solo en fragmentos de papiros o citas. Algunos de los fragmentos más antiguos pudieron ser compuestos por Onomácrito.[64]

Además de servir como almacén de datos mitológicos junto las líneas de la Teogonía de Hesiodo, la poesía órfica se recitaba en ritos mistéricos y rituales de purificación. Platón en particular habla de una clase de sacerdotes-mendigos vagabundos que ofrecerían purificaciones a los ricos, un traqueteo de libros de Orfeo y Museo en un remolque.[65] Aquellos que eran especialmente devotos a estos rituales y poemas solían practicar el vegetarianismo y la abstención de sexo, y se abstenían de comer huevos y habas - que llegó a ser conocido como Orphikos bios, o "la manera órfica de vivir".[66]

Charles François Jalabert - Nymphs Listening to the Songs of Orpheus - Walters 3737

Ninfas escuchando las canciones de Orfeo (1853) por Charles Jalabert

El papiro de Derveni, Derveni, Macedonia (Grecia) en 1962, contiene un tratado filosófico que es un comentario alegórico sobre un poema órfico en hexámetros, una teogonía sobre el nacimiento de los dioses, producido en el círculo del filósofo Anaxágoras, escrito en la segunda mitad del siglo V a.C. Los fragmentos del poema son citados haciéndolo "el elemento de una nueva prueba sobre la filosofía y religión griegas más importante en salir a la luz dese el renacimiento".[67] El papiro data en torno al 340 a.C., durante el reinado de Filipo II de Macedonia, convirtiéndolo en el manuscrito conservado más antiguo de Europa.

El historiador William Mitford escribió en 1784 que la forma más antigua de una religión griega antigua más cohesiva se manifestó en los poemas órficos.[68] W. K. C. Guthrie escribió que Orfeo fue el fundador de las religiones mistéricas y el primero en revelar a los hombres los significados de los ritos de iniciación.[69]

Interpretaciones posclásicasEditar

Música clásicaEditar

Nymphs finding the Head of Orpheus

Ninfas encontrando la cabeza de Orfeo, por John William Waterhouse

El motivo de Orfeo impregnó la cultura occidental y se ha usado como tema en muchas formas de arte. Los primeros ejemplos incluyen el lay bretón Sir Orfeo de comienzos del siglo XIII y las interpretaciones musicales como Euridice (1600, aunque titulado con el nombre de la esposa, el libreto se basa completamente en los libros X y XI de la Metamorfosis de Ovidio, por lo que la predominante es la visión de Orfeo) Las subsecuentes interpretaciones operísticas incluyen L'Orfeo (1607) de Claudio Monteverdi, Orfeo ed Euridice (1762) de Christoph Willibald Gluck, L'anima del filosofo, ossia Orfeo ed Euridice (1791), el poema sinfónico Orpheus (1854) de Franz Liszt, el ballet Orpheus (1948) de Igor Stravinsky y las dos óperas de Harrison Birtwistle: The Mask of Orpheus (1973-1984) y The Corridor (2009). La Ópera Estatal Bulgara de Ruse encargó y representó Orpheus: A Maque de John Roberston. Debutó en el 2015.[70]

LiteraturaEditar

Los Sonetos a Orfeo (1922) de Rainer Marie Rilke se basan en el mito de Orfeo. La ganadora del premio Hugo El canto del chivo (1972) de Poul Anderson es una versión de la historia de Orfeo en un escenario de ciencia-ficción. Algunas interpretaciones feministas del mito dan a Eurídice un mayor peso. Eurídice de Sarah Ruhl presenta igualmente la historia del descenso de Orfeo al inframundo desde la perspectiva de Eurídice. Ruhl aleja a Orfeo del centro de la historia emparejando a su amor romántico con el amor paternal del padre fallecido de Eurídice.[71]

Cine y artes gráficasEditar

Muerte de OrfeoGarciaVega

Muerte de Orfeo, del artista mexicano Antonio García Vega.

La obra Orfeu da Conceição (1956) de Vinicius de Moraes, luego adaptado por Marcel Camus en la película de 1959 Orfeo negro, cuenta la historia en el contexto moderno de una favela de Río de Janeiro durante el carnaval. La Trilogía Órfica - La sangre de un poeta (1930), Orfeo (1950) y Testamento de Orfeo (1959) -fue grabada en más de treinta años, basándose en muchas formas en la historia. Philip Glass adaptó la segunda película a la ópera de cámara Orphée (1991), parte de un tríptico homenaje a Cocteau. La película Evrydiki BA 2O37 (1975) de Nikos Nikolaidis es una perspectiva innovadora en la clásica tragedia griega de Orfeo y Eurídice.

Dino Buzzati adaptó el motivo de Orfeo en su novela gráfica Poem Strip (1969). Neil Gaiman muestra su versión de Orfeo en la serie de cómic The Sandman (1989-2015). El Orfeo de Gaiman es el hijo de Oneiros (el Señor de los Sueños Morfeo) y la musca Calíope.[72]

Música popularEditar

En agosto de 1967, la banda de rock inglesa The Herd publicó un sencillo cuya cara A era una versión de la historia de Orfeo escrita por Howard Blaikley llamada "From the Underworld" que llegó al nº 6 en las listas. También la canción "Blues for the Muse" (1967, del álbum The 5000 Spirits or the Layers of the Onion) del grupo The Incredible String Band menciona a Orfeo en las letras "But Orpheus made the sun rise 'cause he know how to play". El 13º álbum de estudio de la banda de rock alternativo Nick Cave and the Bad Seeds se llama Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus (2004), con la canción inicial y final del álbum basadas en torno a la reelaboración satírica de la leyenda, vista desde una perspectiva masculino-femenina moderna. El cuarto álbum Hadestown (2010) de la artista popular Anaïs Mitchell se basa vagamente en la historia de Orfeo y Eurídice dispuesta en tiempos modernos. Peter Blegvad y Andy Partridge crearon una grabación con música y palabra hablada, Orpheus the Lowdown. El compositor Judge Smith basó su canción Orfeas (2011) en el antiguo mito de Orfeo. La canción "Orpheo Looks Back" del álbum de 2012 Break It Yourself del multinstrumentalista Andrew Bird hace referencia al mito. En su álbum de 2013 Reflektor, Arcade FIre alude a la leyenda de Orfeo y Eurídice en sus canciones "Awful Sound (Oh Eurydice)" y "It's Never Over (Hey Orpheus)". La portada del álbum también muestra la escultura de Orfeo y Eurídice de Auguste Rodin.

ReferenciasEditar

  1. Geoffrey Miles, Classical Mythology in English Literature: A Critical Anthology (Routledge, 1999), p. 54ff.
  2. Pausanías, Descripción de Grecia, Corinto, 2.30.1
  3. Fritz Graf y Sarah Iles Johnston, Ritual Texts for the Afterlife: Orpheus and the Bacchic Gold Tablets (Routledge, 2007), p. 167, mientras toma nota de las representaciones en el arte griego, particularmente la pintura de vasos, que muestra a Orfeo vestido como un griego, normalmente en contraste a aquellos trajes tracios en torno a él.
  4. Cf. "Ὀρφανός" in: Etymological Dictionary of Greek, ed. Robert S. P. Beekes (Ph. D. 1969). First published online October 2010. Consulted online on 03/05/2018.
  5. Cobb, Noel. Archetypal Imagination, Hudson, New York: Lindisfarne Press, p. 240. ISBN: 0-940262-47-9
  6. (1991) Orpheus: A Fugue on the Polis, Cornell University Press, p. 46.
  7. Miles, Geoffrey. Classical Mythology in English Literature: A Critical Anthology, London: Routledge, 1999, p. 57. ISBN: 0-415-14755-7
  8. . Attributed to the Painter of London E 497: Bell-krater (24.97.30) – Heilbrunn Timeline of Art History – The Metropolitan Museum of Art. metmuseum.org. Consultado Error: No se ha definido la fecha de acceso a la página.
  9. Íbicus, Fragmentos 17 (Diehl); M. Owen Lee, Virgil as Orpheus: A Study of the Georgics State University of New York Press, Albany (1996), p. 3.
  10. Kathleen Freeman, Ancilla to the Pre-Socratic Philosophers, Harvard University Press (1948), p. 1.
  11. Aristotle (1952). The Works of Aristotle (vol. XII – Fragments), Oxford: Clarendon Press, p. 80.
  12. Píndaro, Pythian Odes, 4.4.315 [1]
  13. Píndaro fragmento 126.9.
  14. Pseudo-Apolldoro, Biblioteca 1.3.2, Argonauticas 1.23, y el Himno órfico 24,12.
  15. Pseudo-Apolodoro, Biblioteca 1.3.2; Eurípides, Ifigenia en Aulide, 1212 y Las bacantes, 562; Ovidio, Metamorfosis 11: "con sus canciones, Orfeo, el bardo de Tracia, seducía a los árboles, los animales salvajes e incluso a las rocas inconscientes, para seguirle"
  16. Otros en aventurarse a la nekyia fueron Odiseo, Teseo y Heracles; Perseo también superó a Medusa en un escenario ctónico.
  17. Un solo epitafio literario, atribuido al sofista Alcidamante, acredita a Orfeo con la invención de la escritura. Ver Ivan Mortimer Linforth, "Two Notes on the Legend of Orpheus", Transactions and Proceedings of the American Philological Association 62, (1931):5–17).
  18. 18,0 18,1 Apolodoro (Pseudo-Apolodoro), Biblioteca y epítome, 1.3.2. "Orfeo también inventó los misterios de Dionisio, y habiendo sido despedazado por las Ménades fue enterrado en Pieria."
  19. Apolonio, Argonauticas, passim.
  20. Apolodoro, Biblioteca y epítome, 2.4.9, Este Lino era un hermano de Orfeo; fue a Tebas y se volvió tebano.
  21. William Godwin. Lives of the Necromancers (1876). Consultado Error: No se ha definido la fecha de acceso a la página.
  22. Bertrand Russell (1947). History of Western Philosophy.
  23. Strabo, Geography, Book 7, Chapter 7: "En la base del Olimpo está una ciudad Dium. Y en un pueblo cercano, Pimplea. Aquí vivió Orfeo, el ciconio, se dice - un mago que primero recogía dinero de su música, junto con sus adivinaciones y celebraciones de las orgías conectadas con los ritos de iniciación místicos, pero poco después se consideró digno de mayores cosas y se procuró una muchedumbre de seguidores y poder. Algunos, por supuestos, lo recibieron voluntariamente, pero otros, dado que sospechaban un complot y violencia, conspiraron contra él y lo mataron. Y aquí cerca, está Libetra."
  24. Gregory Nagy, Archaic Period (Greek Literature, Volume 2), ISBN: 0-8153-3683-7, p. 46.
  25. Index in Eustathii commentarios in Homeri Iliadem et Odysseam by Matthaeus Devarius, p. 8.
  26. Pausanías, Descripción de Grecia, 6.20.18: "Un egipcio dijo que Pélope había recibido un objeto del tebano ANfión y lo había enterrado en el lugar que se llama Taraxipo, y que esto era lo que había espantado a las yeguas de Enómao y después la de todas los aurigas. Este egipcio pensaba que Anfión y el tracio Orfeo eran expertos magos y que con sus cantos las fieras venían a Orfeo y las piedras venían a Anfión para construir las murallas. La más convincente de estas historias, en mi opinión, es la de que Taraxipo es un sobrenombre de Posidón Hipio.."
  27. Hijo de Eagro o Apolo y Calíope: Apolodoro 1.3.1.
  28. Píndaro, frag. 126, línea 9, señalado en Kerényi 1959: 280.
  29. Hijo de la musa Calíope o de una hija de Piero: Pausanías 9.30.4.
  30. William Keith Guthrie and L. Alderlink, Orpheus and Greek Religion (Mythos Books), 1993, ISBN: 0-691-02499-5, p. 61 f.: "[…] es una ciudad Dion. Cerca está el pueblo llamado Pimplea. Dicen que allí fue donde vivió Orfeo en ciconio".
  31. Jane Ellen Harrison, Prolegomena to the Study of Greek Religion (Mythos Books), 1991, ISBN: 0-691-01514-7, p. 469: "[…] cerda de la ciudad de Dium está un pueblo llamado Pimplea donde vivió Orfeo".
  32. Argonauticasa, libro I (ll. 23–34), "Primero déjenos nombrar a Orfeo a quien engendró Calíope,, se dice, casada con el tracio Eagro, cerca de la colina pimpleana".
  33. Hoopes And Evslin, The Greek Gods, ISBN: 0-590-44110-8, ISBN: 0-590-44110-8, 1995, p. 77: "Su padre fue un rey tracio; su madre la musa Calíope. Por un tiempo vivió en Parnaso con su madre y sus ocho bellas tías y allí conoció a Apolo que estaba cortejando a la risueña musa Talía. Apolo fue tomado por Orfeo, le dio su pequeña lira dorada y le enseñó a tocar. Y su madre le enseñó los versos para cantar".
  34. Diódoro Sículo, 4.25.2–4.
  35. Pausanías, Descripción de Grecia, Corinto, 2.30.2 : "De los dioses, los eginetas veneran sobre todo a Hécate, y todos los años celebran unos misterios de ella, diciendo que Orfeo el tracio los fundó para ellos. Dentro del recinto hay un templo y una xóana, obra de Mirón; tiene un solo rostro e igualmente un solo cuerpo. Alcámenes, me parece, fue el primero que hizo tres imágenes de Hécate, unidas unas a otras, que los atenienses llaman Epipirgidia. Están junto al templo de Nike Áptera."
  36. Pausanías, Descripción de Grecia, Laconia, 3.14.5: "La xóana de Tetis la guardan en secreto. Los lacedemonios dicen que rinden culto a Deméter Ctonia, porque a ellos se lo transmitió Orfeo, pero, en mi opinión, fue a causa del santuario de Hermíone por lo que se estableció entre éstos la costumbre de venerar a Deméter Ctonia. Los espartanos tienen también un santuario muy reciente de Sérapis y uno de Zeus de sobrenombre Olímpico.."
  37. Pausanías, Descripción de Grecia, Laconia, 3.13.2: "Los lacedemonios tienen enfrente de Afrodita Olímpica un templo de Core Soteira: unos dicen que lo construyó el tracio Orfeo, y otros dicen que Ábaris que vino de los hiperbóreos."
  38. Pausanías, Descripción de Grecia, Laconia, 3.20.1,[5]: "En lugar entre el Táleto y Évoras lo llaman Teras, y dicen que Leto desde las cimas del Taigeto [...] hay un santuario de Deméter de sobrenombre Eleusinia. Allí dicen los lacedemonios que Asclepio escondió a Heracles, mientras lo curaba de su herida. En él hay una xóana de Orfeo, según dicen, obra de los pelasgos. Sé que allí tiene lugar esta otra celebración. Junto al mar estaba la ciudad de Helos, de la que también Homero hizo mención en el Catálogo de los lacedemonios:"
  39. Diódoro Sículo, 4.25.1–2.
  40. Katherine Crawford (2010). The Sexual Culture of the French Renaissance, Cambridge University Press, p. 28. ISBN 978-0-521-76989-1.
  41. John Block Friedman (2000-05-01). Orpheus in the Middle Ages, Syracuse University Press, p. 9. ISBN 978-0-8156-2825-5.
  42. M. Owen Lee, Virgil as Orpheus: A Study of the Georgics, State University of New York Press, Albany (1996), p. 9.
  43. Symposium 179d.
  44. . The Georgics of Virgil: Fourth Book. Consultado el día 11 July 2017.
  45. Robert Graves, The Greek Myths, Penguin Books Ltd., London (1955), Volume 1, Chapter 28, "Orpheus", p. 115.
  46. Apolonio de Rodas, Argonáuticas, libro III, verso 1030: "Que no te impulse a volver atrás ni ruido de pasos ni ladrido de perros, no sea que, arruinándolo todo", Medea advierte a Jasón; tras el funesto rito, "El hijo de Esón fue apoderado por el miedo, pero ni así se giró...".
  47. Wilson, N., Encyclopedia of Ancient Greece, Routledge, 2013, ISBN: 113678800X, p. 702: "Su tumba y culto no pertenecen a Tracia sino a la Macedonia pieria, al noreste del monte Olimpo, una región que habitaron los tracios".
  48. Classical Mythology, p. 279, Mark P. O. Morford, Robert J. Lenardon.
  49. Harvard Studies in Classical Philology, volume 88, p. 211
  50. Pausanías, Descripción de Grecia, Beocia, 9.30.1. Los macedonios que habitan la región de Pieria al pie del monte y la ciudad de Dío dicen que allí tuvo lugar la muerte de Orfeo a manos de las mujeres. Yendo desde Dío por el camino hacia el monte, y avanzando veinte estadios, hay una columna a la derecha, y encima de la columna hay una hidria de piedra que contiene los huesos de Orfeo, según dicen los del lugar.
  51. Pausanías, Descripción de Grecia, Beocia, 9.30.1. Aquí también corre un río llamado Helicón, que a los setenta y cinco estadios desaparece bajo tierra; y, después de un intervalo de aproximadamente veintidós estadios, el agua sube de nuevo y toma el nombre de Bafiras en lugar de Helicón y desemboca en el mar como un río navegable. Este río dicen los de dío que corría sobre la tierra desde el principio a través de todo su curso, pero las mujeres que mataron a Orfeo quisieron lavarse la sangre y el río se sumergió en la tierra para no ofrecer su agua para las purificaciones del asesinato.
  52. Nasón, Publio Ovidio. «Libro X. Orfeo y Eurídice», Metamorfosis, pp. 76-85. Consultado el 11 de julio de 2018.
  53. Patricia Jane Johnson (2008). Ovid Before Exile: Art and Punishment in the Metamorphoses, University of Wisconsin Press, p. 103. ISBN 978-0-299-22400-4. "by the Ciconian women."
  54. Ovid, trans. A. S. Kline (2000). Ovid: The Metamorphoses. Book XI.
  55. Heinrich Wölfflin (2013). Drawings of Albrecht Dürer, Courier Dover Publications, pp. 24–25. ISBN 978-0-486-14090-2.
  56. Carlos Parada "Su cabeza cayó al mar y fue llevada por las olas a la isla de Lesbos donde los lesbianos la enterraron, y por haber hecho esto los lesbianos tuvieron la reputación de ser habilidosos en la música"
  57. Recientemente se ha identificado una cueva como el oráculo de Orfeo cerca del pueblo moderno de Antisa; ver Harissis H. V. et al. "The Spelios of Antissa; The oracle of Orpheus in Lesvos" Archaiologia kai Technes 2002; 83:68–73 (article in Greek with English abstract)
  58. Flavio Filóstrato, Vida de Apolonio de Tiana, 4.14.
  59. William Godwin. Lives of the Necromancers (1876). Consultado Error: No se ha definido la fecha de acceso a la página.
  60. The Writing of Orpheus: Greek Myth in Cultural Context by Marcele Detienne, ISBN: 0-8018-6954-4, p. 161
  61. Pausanías, Descripción de Grecia, Beocia, 9.30.11 Al punto, a la noche siguiente, el dios derramó mucha agua del cielo, y el río Sis, que es uno de los torrentes de los alrededores del Olimpo, echó abajo las murallas de Libetra, derribó santuarios de dioses y casas de hombres, y ahogó a los hombres igualmente a todos los seres vivos de la ciudad. Cuando los de Libetra estaban ya arruinados, los macedonios de Dío, según el relato de un extranjero de Larisa, llevaron los huesos de Orfeo a su ciudad.
  62. Otros han dicho que, habiendo muerto su mujer antes que él, fue por su causa al Aorno en la Tesprótide, pues había antiguamente allí un oráculo de los muertos, y creyendo que el alma de Eurídice le seguía, habiéndola perdido cuando dio la vuelta, se suicidó de pena. Dicen los tracios que los ruiseñores que tienen sus nidos sobre la tumba de Orfeo cantan más agradablemente y más alto. Pausanías, Descripción de Grecia, Beocia, 9.30.1.
  63. Freeman, Kathleen. Ancilla to the Pre-Socratic Philosophers, Harvard University Press (1948), p. 1.
  64. Platón. La república 364c–d.
  65. Moore, p. 56: "el uso de los huevos y habas estaba prohibido, porque estos artículos se asociaban con el culto de los muertos".
  66. Janko, Richard (2006). Tsantsanoglou, K.; Parássoglou, G.M.; Kouremenos, T.. eds. «The Derveni Papyrus». Bryn Mawr Classical Review. Studi e testi per il 'Corpus dei papiri filosofici greci e latini' (Florence: Olschki) 13. http://ccat.sas.upenn.edu/bmcr/2006/2006-10-29.html. 
  67. Mitford, p. 89: "Pero los primeros habitantes de Grecia tenían una religión menos degenerada de su pureza original. Para este hecho curioso e interesante, permanecen abundantes testimonios. Ocurren en aquellos poemas, de origen y fecha incierta, pero de incuestionable gran antiguedad, que son llamados los poemas de Orfeo o los poemas órficos [Nota: Particularmente en el himno de Júpiter, citado por Aristóteles en el séptimo capítulo de Tratado sobre el mundo]: y que se encuentran esparcidos entre las escrituras de filósofos e historiadores". La idea de una religión "degenerada de la pureza original" expresa una idealización de la ilustración de un estado primitivo asumido que es una connotación del "primitivismo" en la historia de las ideas.
  68. Guthrie, pp. 17–18. "Como fundador de religiones mistéricas, Orfeo fue el primero en revelar a los hombres el significado de los ritos de iniciación (teletai). Leemos esto tanto de Platón como Aristófanes (Aristofanes, Ranas, 1032; Platón, Republica, 364e, un pasaje que sugiere que la autoridad literaria se hacía para tomar la responsabilidad para los ritos". Guthrie escribe sobre "Este menos digno pero claramente popular lado del Orfismo representado de nuevo para nosotros en los amuletos o encantamientos de Orfeo que también podemos leer desde comienzos del siglo quinto. Nuestra autoridad es Eurípides. Ya hemos percatado el "amuleto de las tablillas tracias" en el Alcestis y en Ciclopes uno de los vagos y asustados sátiros, incapaces de ayudar a Odiseo en la tarea de llevar la estaca ardiente al único ojo del gigante, exclama: 'Pero conozco un hechizo de Orfeo, uno de fuego, que facilitará por su cuenta el quemar a este hijo de la tierra con un solo ojo ' (Eurípides, Cíclopes 646 = Kern, test. 83)."
  69. Rousse State Opera. "Световна премиера на операта „Орфей” от канадския композитор Джон Робъртсън в МФ „Сцена край реката”-Русе" ("World Premiere of the opera "Orpheus" by Canadian composer John Robertson"). Retrieved 22 February 2016 .
  70. [Charles Isherwood Isherwood, Charles]. The Power of Memory to Triumph Over Death. New York Times (2007-06-19). Consultado Error: No se ha definido la fecha de acceso a la página.
  71. Gaiman, Neil. The Sandman #50.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.